miércoles, 24 de agosto de 2011

Placeres

Hay placeres que solo ofrece la rutina. ¿O acaso no es un enorme placer oír la melodía y la letra de una canción antes de que la pista haya cambiado?

Es lo que sucede cuando uno ha escuchado muchas veces un mismo cd.

3 comentarios:

  1. La rutina sea bienvenida cuando las cosas van bien, e incluso cuando estás trabajando (porque la no rutina sólo supone problemas o marrones).

    El placer es apreciar todo aquello que se disfruta en un determinado momento, tomando la conciencia de que puede ser que no lo vuelvas a disfrutar jamás. Si lo miras de esta manera, en ocasiones es un placer comer un helado, estar sola en casa unas horas, no recibir llamadas de teléfono, tomar un café, escuchar esa canción que siempre te recuerda algo o a alguien.

    Me acabo de dar cuenta que apenas escucho cds, es que realmente sólo tengo 2 cds que me regalaron este año y para más inri son de Lady Gaga (una fricada de regalo).

    ResponderEliminar
  2. Los cds van desapareciendo poco a poco. ¿Un helado? ¡Qué bueno! Mañana me como uno, que seguro que me sienta bien. Gracias.

    ResponderEliminar