miércoles, 10 de agosto de 2011

Picio

"Eres más feo que Picio"

¿Quién sería este Picio que ha pasado a formar parte de una expresión tan conocida para representar la fealdad absoluta? 

A primera vista, podríamos creer que era algún personaje romano, porque el nombre parece romano. Sin embargo, si buscamos un poco en internet descubrimos que el tal Picio no era otro que un granadino con una curiosa historia. Según he leído, este personaje feo como pocos tras ser indultado de una pena de muerte por la sorpresa y la alegría perdió todo el pelo del cuerpo, de la cabeza, de los brazos, de las pierzas. Además, la cara se le deformó debido a una serie de bultos y quistes que le brotaron en el rostro. 

Así que ya sabemos quién era el tal Picio. El pobre se quedó tan feo que ahora forma parte de la fraseología española. Se vio que sufrió mucho el hombre, pero por lo menos ha alcanzado lo que cualquier guapo querría para sí mismo: su nombre es inmortal. 

Eso sí, peor suerte correrán los que sufran esta expresión, porque ellos siempre serán más feos que el tal Picio y jamás alcanzarán la altura de un inmortal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario