miércoles, 22 de mayo de 2013

Desesperanzado

Qué triste es tener que callarse y parecer contento por tener un trabajo que no te llena en absoluto ni te hace crecer, sino más bien lo contrario; pero da sustento y alimento que es lo único básico en estos tiempos presentes. Más triste todavía es no tenerlo. 

En este país el verdadero afortunado es aquel que puede desempeñar su vida en un oficio que recorre todas sus venas y asoma por todos los poros de la piel. ¿De esos hay muchos?

Hace unos años, cuando aún no sabía a qué quería dedicarme, me asaltaba la duda constantemente y me planteaba cómo sería mi futuro. Sin ser yo un genio, a un momento dado supe que el esfuerzo y la constancia suelen vaticinar metas alcanzadas. Así paso a paso, escalón a escalón, uno va ascendiendo a las alturas de la montaña desde donde divisará toda la periferia y, con suerte, verá entre las neblinas del horizonte la cúspide donde desea plantar su bandera personal y pasar el resto de su existencia. Vi esa montaña y creí que iba en la dirección correcta. Me equivocaba. Dudo que encuentre la cúspide. Llegar solo llega el rico, el que posee medios y contactos. A fin de cuentas la historia humana se resume en eso. Con los años he podido comprobar que ni el esfuerzo ni la constancia ni la inteligencia ni otras muchas cualidades provocan el éxito. Mi gran triunfo comenzó cuando hallé el oficio que completaba mi persona; el escudo perfecto con el que afrontar el vacío que se impone a todos nosotros. El mundo es vacío. Yo siempre lo he visto así. Estamos aquí para combatirlo, pero no hay modo alguno de vencerlo. Un día me desperté y supe lo que quería ser. Mentira. Eso sería lo idílico, despertar del mundo tenebroso del sueño y vislumbrar aquello que será tu objetivo. No hay en la vida nada que aparezca de repente. Todo es siempre un proceso, una acumulación de circunstancias, de hechos y maneras que, en la mayoría de los casos, somos incapaces de captar hasta el momento en que ocurren. En buena medida, cuando supe que me quería dedicar a la enseñanza, yo ya sabía que quería hacerlo. Fue algo así como un flechazo. ¿Existen las flechas del reconocimiento? Me lo planteo a bote pronto, sin previa reflexión, por el simple hecho de que en mi vida lo importante, mi propio descubrimiento, ha surgido por flechazos; un poco como la bombilla que se dice que se les enciende a los genios. Quizás en nosotros hay dianas ocultas en los frondosos bosques del ser humano y en un momento dado el cazador que llevamos dentro consigue acertar y descubrir. Tenemos un cupido interno, de ahí su ceguera. Pues mi arquero había pasado cientos de veces por delante de esa diana (la enseñanza) y aun habiéndola palpado con anterioridad nunca la había detectado, hasta que al final acabó haciéndolo. Todo es previsible. Todo puede verse si permanecemos atentos. Todo es visible para aquel que quiere ver. La crisis no hemos querido verla. Los desengaños tampoco. 

La enseñanza es mi sueño. Creo que es lo que me podría completar a nivel profesional, pero se hace de rogar. La rozo con las yemas de los dedos y se escurre; la enseñanza y mi vida son en estos momentos como dos imanes que se repelen por estar enfrentados en su polo. Y no me rehuye por casualidad. Es esta crisis. Son estas medidas absurdas, esos recortes sin sentido. Digo sin sentido porque recortan en cosas básicas e invierten en menudencias, en elementos franquistas, en rescates bancarios, en absolutas desigualdades. 

A día de hoy, especialmente hoy, estoy desanimado, desesperanzado, sin ánimo. Tengo trabajo. Tengo que agradecerlo; lo agradezco, pero eso no quita que en mi interior sienta una garras arañando, una bomba que ha estallado y se expande por mis intestinos y mi estómago y me entristece. Me repito: agradezco tener trabajo, porque gracias a ello puedo comer. Ahora bien, detesto a todos esos gobernantes y a todos los banqueros que juegan con nosotros. Odio con todas mis fuerzas haber vivido tiempos de bonanza que me han hecho débil. Tiempos de falsa bonanza, de créditos y granujas abusadores. Somos culpables todos. Yo, el primero, por creerme el cuento de que tendría un futuro. ¿Qué futuro hay si no hay casi presente? 

El vacío está en el trono y nos va a aplastar a todos. Sálvese quien pueda, porque la cacería hace tiempo que comenzó. Schopenhauer ya lo dijo: "La vida es una cacería incesante, donde los seres, unas veces cazadores y otras cazados, se disputan las piltrafas de una horrible presa. Es una historia natural del dolor, que se resume así: querer sin motivo, sufrir siempre, luchar de continuo, y después morir ... Y así sucesivamente por los siglos, de los siglos hasta que nuestro planeta se haga trizas."  ¿Por qué es así la vida? Por mucho lobo que haya siempre habrá más ovejas. ¿Qué estamos esperando para terminar con los lobos?




martes, 21 de mayo de 2013

Humanidad: humo gris y contaminado

La humanidad es el humo contaminado, sucio y gris del ser humano. Hubo un tiempo en que el concepto de humanidad reflejaba positividad, optimismo, desarrollo; algo que nos separaba del resto de animales; símbolo de evolución. En cambio, ya no diría lo mismo. La humanidad está podrida, cargada de CO2, con un agujero negro del que sale todo tipo de improperios, de pensamientos nefastos, de malos presagios. La humanidad es la enfermedad del ser humano, de sus tecnologías. Somos una enfermedad crónica diagnosticada, pero sin cura; una enfermedad rara para la que no se aplica investigación ni medios con que hallar la cura precisa. ¿Acaso hay cura? ¿Habrá cura? ¿O en el pasado ya la hubo y se perdió en el camino de la evolución involutiva?

Wert informa de un curso sobre apariciones místicas e introduce la religión como asignatura contable para la nota de selectividad. Leo por ahí que el PP va a invertir 280000€ en restaurar el Valle de Los Caídos. Los Hospitales públicos siguen pasando a ser privados. Da igual si hay manifestaciones. Poco importa la palabra del pueblo, que debería ser la palabra 'divina' (por emplear la jerga de estos políticos tan cristianos). La economía no parece mejorar. ¿Cuándo volverá la esperanza en este país que acabará estando poblado por pobres hambrientos y niveles educativos propios de la Postguerra española? No digo que la enseñanza pública garantice el criterio desarrollado en cada uno de sus alumnos, pues es evidente que una mejor educación no implica la independencia de pensamiento. Somos animales gregarios y acabamos siempre viéndonos arrastrados por las ideas comunes; desde pequeños somos un campo de batalla donde las bombas caen con ferocidad sobre nuestra corteza cerebral y adquirimos valores (buenos y malos) que la sociedad tiene establecidos: el niño irá de azul, la niña de rosa; él jugará con cochecitos y ella con muñecas; él se casará con una mujer y ella con un hombre e irá de blanco... Aunque las ideas vayan cambiando, son por naturaleza de lenta digestión. La cultura no es la luz del sol que en cuestión de horas pasa del naranja al amarillo, al blanco y de nuevo desaparece. La cultura es una montaña que se erosiona con la lentitud de los milenios. 

Esta mañana he leído en facebook que en un restaurante entraron dos hombres agarrados de la mano y los miraron todos los presentes con extrañeza. Los chicos se sentaron en una esquina. Mientras esperaban que la comida fuera servida, uno de ellos besó al otro y en ese momento se levantó el señor de la mesa contigua y se puso a gritar improperios contra ellos, que si menuda falta de respeto, que le estaban molestando a él, a su mujer y a sus hijos... ¿Un beso es molestia? La humanidad tiene un reuma crónico, que afecta a las mandíbulas y confunde el dolor de la osamenta con los hechos naturales del vecino. Lo bueno de la noticia es que, cuando los chicos se levantaron para irse, los presentes los detuvieron y los apoyaron a permanecer en el restaurante. Ese necio era el que molestaba a todos los demás. Fueron su familia y él quienes acabaron marchándose.

¿No es tal vez esa actitud la que podría salvarnos? Detener al verdadero cáncer y liberar la parte sana. El planeta se muere; juntos podemos inyectar la cura. La necedad se vence con efervescencia lógica, la razón, lo que debe ser de cajón. ¿No hemos avanzado desde Voltaire? ¿Debemos hallar de nuevo el saber del pastor o del alfarero? ¿Tendremos que retornar a los tiempos de las cavernas y ver la solución explicada en la pared rugosa de la cavidad de la cueva?

Hablando sobre los minusválidos alguien dijo que no tenían derecho a nada, que debían quedarse en su "puta casa como habían hecho toda la puta vida". Cuando escuché eso me subió el calor por todo el cuerpo. ¿Qué maldita humanidad es esa en que alguien dice semejante necedad y se queda esperando el reconocimiento mediante la risa? No, subnormal, no es gracioso esa comentario. La humanidad será menos humo contaminado cuando los aires frescos aporten brisas nuevas, cuando no oigamos estupideces como esa. Esa palabra (minusválido, disminuído físico...) no debería existir. La uso pero preferiría no haberla escrito. Uno no vale menos ni es inferior. Lo aclaro para evitar críticas al uso. Los eufemismos tampoco me gustan; podría haber dicho un hombre en silla de ruedas. ¿Qué palabra usaríais? ¡Qué peligrosas y dañinas pueden ser las palabras! Unas dan alas y otras las cortan y son el sol que derrite la cera o las olas que vuelven las plumas pesadas y nos llevan a las profundidades del mar.

¿Hallaremos la cura? ¿Acaso no la hemos ya encontrado? ¿Por qué sigue habiendo virus en la humanidad?


miércoles, 15 de mayo de 2013

LIEBSTER BLOG AWARD



LIEBSTER BLOG AWARD - MI SELECCIÓN 

LIEBSTER BLOG AWARD







El Liebster Blog Award, es un premio de carácter simbólico que se va transmitiendo entre bloggers para reconocer el trabajo y la calidad de blogs con menos de doscientos seguidores y dar a conocer blogs que estén comenzando. La concesión, aceptación, de este premio tiene una serie de sencillas normas o compromisos, a cumplir en el próximo mes:


  1. Nombrar y agradecer el premio a la persona/blog que te lo concedió.
  2. Responder a las 11 preguntas que te formule.
  3. Conceder el premio a 11 blogs que te gusten y que estén empezando.
  4. Formular 11 preguntas para que respondan los bloggers a los que premias.
  5. Visitar los blogs que han sido premiados junto con el tuyo.
  6. Informar a los bloggers de su premio.


Mis 11 preguntas son las siguientes (algunas son varias en una):

1. ¿Por qué crees que los blogs tienen tanto éxito?
2. ¿Consideras que tu blog te ha permitido evolucionar? 
    ¿De qué manera?
3. ¿Por qué escribes? ¿Desde cuándo?
4. ¿Cuánta importancia le das al diseño de un blog?
5. ¿Qué te llevó a crear ese blog?
6. ¿Qué opinas de la falta de comentarios en un blog? 
   ¿Crees que los bloggers que te visitan deberían dejar algún comentario?
7. ¿Alguna vez te has planteado dejar de escribir en tu blog? 
    En caso afirmativo, ¿Cómo has superado esas situaciones?
8. ¿Es un blogger un escritor? ¿Qué diferencias ves entre uno y otro?
9. ¿Cómo publicitas tu blog?
10. ¿Te parece que un blog puede abrirte caminos laborales? 
    ¿O no pasa del mero entretenimiento?
11. ¿Cuáles son los fallos más típicos que destacarías de los blogs que visitas?

Mis blogs elegidos:

1. http://denadapuedovereltodo.blogspot.com.es/ de Carmen Anisa, 
por su capacidad docente y por su amor inmenso por los libros. 
Cualquiera que se interna entre sus posts acaba saliendo de ellos más culto, 
más vivo, más despierto. Porque en ella la minuciosidad y el buen 
trabajo es lo más relevante.

2. http://breakfastatgivenchy.blogspot.com.es/ de Sebastián Grinspun,
 por su arte rico y alternativo, donde introduce escritos y dibujos propios 
a la par. 

3.  http://www.laalacenademiguel.blogspot.com.es/ de Miguel Alvarez, 
porque sus particulares poemas (Merdipoemas) rozan la voz de los clásicos. 

4.  http://cinepoesiajazz.blogspot.com.es/ de Emilio Calvo de Mora, 
porque tiene textos de una riqueza increíble. 
A día de hoy es el mejor escritor (amigo mío) que conozco. 
Sabe mezclar narración, buen humor, sabiduría en la dosis perfecta.

5. http://blogreflejos.blogspot.com.es/ de Isaac, 
por su especial sensibilidad y por sus letras tan poéticas.

6. http://descubriendoelsexodelosangeles.blogspot.com.es/ de Raúl Al-Kathib, 
por su capacidad para amalgamar filosofía, sexo y vida en textos muy 
enriquecedores y literarios.

7. http://ladrondearte.blogspot.com.es/ de Ladrón de Arte 
que lleva impreso el arte en cada uno de sus posts.

8. http://lacometadeicaro.blogspot.com.es/ de María Domínguez 
que en un esfuerzo por dejar huella escribe en su blog en una 
amalgama de realidad y ficción. Excelente narradora.

9. http://profemarisamolina.blogspot.com.es/ de Marisa Molina 
que realiza un trabajo muy activo en su blog en llevarnos 
a la reflexión y al acercamiento de la filosofía. 
Es un ejemplo nítido de docencia y activismo filosófico.

10. http://secretdoor-romiix.blogspot.com.es/ de Josemiix, 
un joven universitario que nos hace partícipes de su mundo y sus dudas.

11. http://olahjl2.blogspot.com.es/ de Joselu, 
porque sus reflexiones y anécdotas siempre son muy interesantes.

Muchas gracias por el tiempo que dedicáis a vuestros blogs 
y por compartiros un poco con nosotros. Un saludo a todos.

Preguntas y respuestas

Mi amigo Veritas me nominó ayer como uno de sus 11 blogs preferidos. Le agradezco mucho su gran apoyo. Como corresponde ahora voy a responder las preguntas que planteó en la nominación:


1.- ¿Escribes en el blog material redactado específicamente para él o cuelgas cosas que escribes para otras cosas?

La gran mayoría de mis escritos del blog son creados sin previa reflexión y directamente en el blog. Solo alguna vez he publicado algún relato que había escrito para ser leído solo por mí, pero por alguna razón acabé publicándolo en el blog.

2.- ¿Has pensado en crear un blog coherente o vas incluyendo cosas al azar a medida que te van surgiendo?

El blog nació de la necesidad de escribir, de dar rienda suelta a todos esos sentimientos, ideas y reflexiones que se iban acumulando en mi cabeza. Yo lo creé como una especie de río al que era necesario aportar todas aquellas palabras líquidas que se iban acumulando sin reparo en la presa de mi memoria. Fue una necesidad, una terapia de choque contra el mundo, mi mundo, contra mí mismo. Por lo tanto, la coherencia, si acaso la hay, soy yo mismo. El tema varía, los formatos también. Hay poemas, reflexiones, recomendaciones, relatos... un poco de todo. Ese todo es mi visión, yo mismo.

3.- ¿Le dedicas un tiempo tasado al blog?

No. Escribo por golpes, por tandas imprevistas y, como un río, tengo épocas de crecidas y épocas de merma. Es cierto que intento no dejar demasiado tiempo en silencio. Me gusta mantenerlo vivo, de alguna manera.

4.- ¿Buscas otros blogs que te interesen?

Siempre anda buscando. No siempre hallo lo que busco; la red es demasiado extensa y devoradora de tiempo. Gracias a esta nominación he podido encontrar blogs afines a mis gustos.

5.- ¿Te planteas el blog como un entretenimiento o tienes alguna aspiración?

Es un poco de todo, como decía anteriormente: entretenimiento, necesidad, terapia personal, desahogo...

6.- ¿Visitas blogs variados o temáticos?

Visito todo tipo de blogs. En la variedad está el gusto. Comparto esta idea de heterogeneidad. ¿Por qué centrarse en un solo tema habiendo tantas posibilidades? Lo que no quita que siga algún blog monotemático.

7.- ¿Sueles dejar rastro en los blogs que visitas?

Cuando veo que puedo aportar algo, trato de comentar. Primero porque sé que un comentario suele agradar mucho y segundo porque siempre se puede ayudar a enriquecer al otro, como intercambio por su ofrecimiento al escribir una entrada en su blog.

8.- ¿Das a conocer de forma activa tu blog?

No todo lo que me gustaría. Solo publico mis entradas en facebook, aunque no desde siempre. Al principio mi interés no era otro que mantenerme oculto, en silencio. No quería que nadie conocido me leyera. Solo buscaba escribir y si, por casualidad, alguien me encontraba pues que me leyera sin conocerme. Hallar desconocidos leyéndote es muy placentero. Que los amigos o familiares te lean también es interesante. 

9.- ¿Sueles participar en concursos que traten sobre el tema de tu blog?

Nunca he participado en un concurso de este tipo. No me preguntes por qué. No sabría contestar.

10.- ¿Te aportan cosas las opiniones que dejan en tu blog?

Siempre me aportan mucho. Me dan motivación, me permiten crecer, ver mis errores, ser un poquito más feliz. Todo es positivo en un comentario que es sincero y no dañino.

11.- ¿Colaboras en otros blog?

No. Aunque tenemos un pequeño proyecto en mente unos amigos y yo de colaboración bloguera.

sábado, 11 de mayo de 2013

La Planète sauvage

¿Qué pasaría si una especie inteligente superior a la nuestra conviviera con nosotros?

En la película francesa "La planète sauvage" (El planeta salvaje), de René Laloux, el planteamiento es otro distinto, pero parecido: una especie gigante humanoide domina el planeta y trata a los hombres (Oms, en francés suena como la palabra 'homme', hombre) como mascotas con rasgos inteligentes. Los draags, la especie dominante, controla el saber, el lenguaje y la tecnología, lo que sumado a su gran tamaño los hace imparables. Utilizan a los oms como entretenimiento, en peleas de oms, como juguetes con sus casitas, etc. Los manejan a su antojo gracias a un dispositivo de control remoto: un brazalete hace de mando y un collar colocado en el cuello del om funciona de receptor.

En la película se nos muestra la importancia del saber en el momento en que un hombre, voraz de conocimiento draag, aprende todo de ellos al mismo tiempo que lo hace su amo. Escapa y transmite ese conocimiento a los de su especie. A partir de entonces la lucha por la liberación y la escapatoria al famoso planeta salvaje va a ser imparable. Han de huir de la futura 'desomización', la destrucción de los oms que los draags quieren llevar a cabo.

Esta producción francesa de los años 70 me ha transmitido muchas sensaciones, en especial la angustia de sentirse inferior, de padecer lo que el resto de seres vivos sufre por nosotros. El vídeo está repleto de fantasía, de ideas muy interesantes, de evolución, pero sobre todo de reflexión. ¿Somos los humanos dueños del planeta? ¿Podría ocurrir en algún momento que se invirtiera la escala animal y que otra especie nos usara como entretenimiento? ¿Tan importante es buscar vida en otros planetas? ¿No podría ser perjudicial para nosotros hallar seres inteligentes? ¿Hasta qué punto estamos preparados para la vida?

Son muchas las interrogantes que la visualización de este vídeo nos plantea. Os la recomiendo. El problema es que necesitáis saber francés o buscar el vídeo en español. En cualquier caso, vedla y contadme vuestras sensaciones. 

Es una pena que en la actualidad los dibujos tiendan a estultizar la sociedad. ¿Somos ya acaso tan tontos que no necesitamos esos seres superiores de esta película para ser marionetas de seres de nuestra especie? ¿Es nuestra sociedad un banco de tontos? ¿Somos imbéciles sin escapatoria? Como esclarece la película, el saber nos hará libres. Los gobernantes saben esto desde el principio de los tiempos, de ahí sus esfuerzos para cortar las fuentes del conocimiento. Olvidan que siempre habrá un ser humano dispuesto a escapar de sus redes y a expandir la sabiduría.


jueves, 9 de mayo de 2013

Respirar

Un, dos, tres,
respira, respira,
no hay calma mayor
que el aire pulmonar.
Cuatro, cinco, seis,
respira, respira,
no te ahogues.
La tempestad agita,
mueve el mar,
rompe el cielo,
antes azul, ahora gris.
Siete, ocho y nueve,
respira, respira,
por más mal tiempo 
que haga, siempre
habrá tranquilidad.
Preludia la calma
la tormenta próxima,
que igual que viene,
igual que se va.
Solo respira, respira,
diez veces si precisas,
pero no dejes de respirar.

miércoles, 8 de mayo de 2013

Pesados contra el viento fuerte



Para conocer el mundo solo es preciso abrir bien los sentidos y aspirar todo con atención. La mayoría de las veces no vemos lo que está delante hasta que unos ojos ajenos nos cuestionan al respecto; si ocurre que descubrimos lo oculto al cabo del tiempo, será con toda probabilidad consecuencia del más puro azar. 

Laurus Audouinii


Hoy me ha sorprendido la sabiduría del mundo animal. No he contrastado mis sospechas, pero he observado que cuando sopla mucho el viento hay un tipo de gaviota, la Laurus Audouinii, que se sumerge en el mar para volverse más pesada y poder volar en contra del viento. No sé si esta estrategia es común a todas las aves marinas, ni siquiera estoy convencido de mi hipótesis, en cualquier caso, me gusta esa idea: volverse pesado para sobreponerse al viento. Me recuerda un poco a lo que se dice que hay que hacer para no volar cuando hay ventarea, vendaval: hay que meterse piedras en los bolsillos. Estas gaviotas no parecen nada tontas.

Todo es cuestión de observar. Es necesario tomarse el tiempo de conocer el mundo, de escuchar la historia que nos quiera narrar. No todo hay que aprenderlo de los demás. A menudo uno mismo puede aprender. Yo mismo acabo de aprender que el diccionario de la Real Academia no tiene registrado ni el verbo 'constatar' ni sus derivados. ¿Es un galicismo? Pues lo tengo muy enraizado en mí ya. Aprender de todo es sumergirnos en el agua para hacernos pesados y oponernos a las adversidades. No somos tan distintos del resto de seres vivos; está comprobado.






La vejez que me haga ser como ellos.

La vida de los muertos perdura en la memoria de los vivos.
Cicerón

¿Cuánto tiempo resiste un caballo tirando del carruaje sin perder las herraduras y el aliento? Esta sería la pregunta que define la existencia misma. En esta lucha constante por la supervivencia llega un momento determinado en que nos quedamos sin energía para seguir caminando y desaparece por completo el aliento con la muerte. Ese momento no viene dado de antemano y adviene cuando menos se espera. Entretanto somos guerreros sin ser conscientes. Blandimos una espada invisible, pactamos por la paz, buscamos las palabras que nos protegen y las que dañan cuando nos alteramos. Somos una gaviota que se lanza en picado contra la superficie del mar, capturamos un pez pequeño, que se bate por desasirse del pico del poeta, pero una vez atrapado no hay modo de escapar. Al mismo tiempo seremos ese pez algún día. ¿Qué sentido tiene la vida si lo mismo gira en sentido horario que al contrario? ¿Tanta lucha? ¿Por qué ser caballo que tira de carro y no carro que es arrastrado con dulzura? ¿Por qué no es todo más valle de flores y aromas, de melodía tranquila, que un eterno barrizal? 

Hablo de la muerte como si estuviera acechando mi entorno sin vehemencia. Hablo de ella sin saber a ciencia cierta su devastación. Hablo de ella porque se pasea desde siempre por mi cabeza arrastrando la afilada lámina de acero por la superficie de mi cerebelo. No es mi amiga, no es nada mío. Simplemente está ahí, como está con todos vosotros desde que respirasteis por primera vez. Simplemente.

El otro día estuve pensando en los recovecos de la muerte. Para alguien ateo como yo la muerte equivale a la desaparición. La transformación. No hay nada esperanzador más allá de la vida. Lo terrible es que la vida en sí misma no está siendo tampoco demasiado esperanzadora. Solo un hogar cuyos cimientos sufren toda clase de terremotos, huracanes, incendios, inundaciones, etc. Un hogar con tejado, por fortuna, repleto de hierbas frescas y flores de todos los colores. Una ventana, también, con vistas espectaculares. Un sol resplandeciente, que es amigo a veces, otras enemigo mortal. Pensaba en la muerte, en la continua transformación de la materia. Empecé a sentirme un poco triste; el peso de los años aplasta a cualquiera. Es más, destruye a uno más el paso del tiempo visible en las personas queridas que la decrepitud propia. ¿Qué haré yo el día que no tenga a la gente que quiero? Preferiría morirme yo antes de ver eso. Pero la vida y la muerte son materias ajenas a la opinión y al deseo humano. La vejez nos sorprenderá cuando aún pensemos que las canas del vecino no serán nunca las nuestras y cuando los achaques parecían tan lejanos que considerábamos que nunca nos alcanzarían. Pero, sabéis una cosa, el día, si acaso llego, que sea viejo, anciano de bastón, de pelo canoso y huesos frágiles, espero recordarme en el espejo a mis abuelos, a mis padres cuando sean viejos, a mi Xena. Sería una forma de sentirlos vivos en mí. Padecer sus mismos achaques, sus mareos matutinos, ser ellos en mí; hablar como hablan ellos, con sus expresiones, sus dejes, sus acentos y poder pensar "esto lo decía mi abuela" o "esto otro es de mi madre" , al mismo tiempo que las recuerdo con una sonrisa enorme en los labios. 

El día que no los tenga, la muerte habrá ganado mucho terreno en mi interior. Gracias a la vida, todavía tengo a los que más quiero. 

Que la vida sigue sin tener sentido poco me importa. La vida no nació para tenerlo; simplemente está ahí, entre extensas bellezas y ratos infernales.