domingo, 25 de marzo de 2012

Un voto más, pero un voto.

Me abstengo de abstenerme. He ido a votar como debe hacer todo ciudadano que se precie. He llegado al pabellón, he entrado en la cabina, he seleccionado el partido que creo que es la mejor opción he pasado por alto si será un voto sin peso y he introducido el sobre en la urna. Ahí dentro, tintado de verde claro ha quedado secuestrado mi pensamiento, que solo busca igualdad y un mejor futuro, que no llegará, que serán las alas de una gallina incapaces de hacerla volar.

Pero he votado, que es una d elas cosas que cuentan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario