miércoles, 12 de octubre de 2011

Un poema estropeado por errores informáticos

Se ve que los avatares de la red no han querido que se publique un poema que he preparado desde el odio y cuando he cliqueado en publicar el mensaje se ha producido un error informático y he perdido el poema. Si ya se sabe que las palabras se las lleva el viento y más aún si estas son líquidas. Visto lo visto tendré que empezar a acostumbrarme a escribir primero en papel y luego pasarlo a ordenador.

"Odio tener que odiarte,
te odio por traición..."

"todos, todos, todos,
odiamos o ¿acaso no?"


Odio, odias, odia,
odian, odiáis, odiamos.
¿Qué importa el orden?
Si todos odiamos, todos
o ¿acaso no?

Algo así había escrito
con esfuerzo y suspiros
de una musa singular,
la que me ha hincado espinas
y me ha hecho gritar.
                                "¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!"

Un pedazo de zorra
que se quiere aprovechar
del tonto que se "enamora"
sin saber qué es eso de enamorar.

Odio tener que odiarte,
pero solo tú te puedes culpar.

Y ahora me callo,
porque no quiero reventar,
que el odio no trae nada bueno,
solo odio te puede brindar.

Rimas malas, más que rimas,
al fin y al cabo, ¿qué más da?
Si el mensaje quedó claro,
que todos, todos, llegamos a odiar.


Y como existen contrahechizos informáticos, no me he dejado amedrentar por la tecnología y he dado rienda suelta a las palabras, aunque esta vez me ha quedado peor, por ser escritura automática y no prefabricada como antes. Si ya sabemos que del amor y del odio nació el ser humano, como de él nació la poesía y de esta la música, para terminar hablando de lo mismo, de amor y de odio.

2 comentarios:

  1. Odi et amo (lett. "odio y amo") es el famoso inicio del carmen 85 del poeta romano Catulo. El poema dice así:

    Odi et amo. Quare id faciam, fortasse requiris. Nescio, sed fieri sentio et excrucior.

    El epigrama se traduce como:

    Odio y amo. Por qué hago esto, podrías preguntarte. Lo ignoro, pero así me siento y me torturo.

    El contraste que provocan los sentimientos del amor es un tópico de toda la literatura de todos los tiempos y en todos los países. De hecho el motivo en sí no es original. Anacreonte ya había dicho: "Amo y no amo, deliro y no deliro" (An. 79D)

    Pero en Catulo hay algo más. Es el saber de la dificultad, como en Anacreonte, cierto, pero el drama es más agudo con la triste constatación de que tal dificultad es independiente de la voluntad humana. Al poeta no le queda otra opción que darse cuenta de la situación y por tanto, sufrir. (El verbo Excrucior significa literalmente "colgar en la cruz").

    Carl Orff puso música en Catulli Carmina. También el compositor Johann Johannsson compuso música para el Carmen 85.

    Obtenido de «http://es.wikipedia.org/wiki/Odi_et_amo»

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya comentario más completo! Gracias.

    ResponderEliminar