sábado, 3 de septiembre de 2011

El ojo de Gran hermano

El ojo de Gran Hermano dicen que todo lo ve. ¡Mentira! Solo ve lo que se puede ver, la parte física. Vigila los movimientos de cada uno, pero no puede inmiscuirse en la mente de la gente. Él sólo puede asociar un movimiento con otro y tratar de descubrir la razón que lleva a tal o cual a realizar tal o tal acción. Eso es todo. 

Al fin y al cabo, el ojo del Gran hermano es tan humano y por tanto tan ciego como este; ajeno a las verdades, que siempre están dentro. Es algo parecido al pastel que tuve una vez delante, que tenía una pinta exquisita y que hasta que no lo probé no supe que era todo un asco. 

Y todo esto lo he pensado esta mañana en la cama, recién salido del sueño.

2 comentarios:

  1. Realmente me recuerdas a Platón con el mito de la caverna. Tú que has dado filosofía, seguro que lo recordarás.

    ResponderEliminar
  2. Jeje, sí recuerdo a Platón y mucho, aunque cuando escribí esto no estaba pensando en él, tan solo estaba pensando en ese ojo enorme que controla todo y al final no controla lo más importante. Me levanté pensando en eso. Pero es otra posibilidad la que propones.

    ResponderEliminar