miércoles, 15 de agosto de 2012

Modificaciones en el blog

Como me niego a matar esta bitácora y ahora mismo parece como muerta, he decidido modificar su aspecto, como el que se reencarna y al volver a la vida está en otro cuerpo y en otro lugar con nuevas posibilidades, este blog renace con un nuevo aspecto que se irá modificando conforme pasen los días, hasta que el susodicho que escribe se haga más experto en la materia y consiga darle a su bitácora el aspecto deseado. Por ello volverán las imágenes y los enlaces a otras páginas de la red e intentaré dinamizar más mi actividad en este lugar. 
foto extraída de  http://www.taringa.net/posts/imagenes/13953347/la-mejores-olas.html
Dejé de poner imágenes porque quería basarme únicamente en el objeto de la escritura, como tema principal del blog. Esto nació como una forma de dejar constancia de mi presencia en la vida, como terapia para vivir día a día, como una forma de transmitir mis pensamientos, de dar rienda suelta a lo que a veces aplasta mis ideas y a veces las llena de color, de música, de aromas; mi blog a lo largo de este tiempo ha quedado reflejado como una marabunta de entradas poéticas, ensayísticas, de autobiografía, de dardos reflexivos, de reseñas, etc. Diremos que se trata de un blog donde lo que prima es lo que sale de mi cabeza, inspirada por el mundo y las circunstancias del momento. Además de una forma que utilizo de practicar para mejorar mi escritura, ver mis errores, comprobar si produce en el lector lo que pretendo, entre muchas otras intenciones. 

Hay algo que muchos habréis apreciado: hay erratas. Escribo en ordenador con más fluidez mental que sobre papel, pero al mismo tiempo aparecen letras o erratas que dejo intactas. ¿Por qué lo hago? Como reflejo de la vida. Es sinónimo de todo aquello que no se ve en el momento, a pesar de haber estado delante todo el tiempo. Por eso no las corregiré, aunque sepa exactamente dónde están. Esta idea me la dio mi querida Eva y estoy completamente de acuerdo.

Comentarios recibo pocos, pero sé que tengo más lectores que leen y no comentan, lo cual ya es mucho. Especialmente tengo que agradecer las palabras que siempre me brinda Helmanticae Maria y a Agu, que hacen que sigan renaciendo mis ganas de no dejar caer este pequeño universo repleto de palabras líquidas. 

Así pues, vuelvo a la vida de las profundidades del océano que es esta red monumental para rescatar la parte líquida de las palabras.

Muchas gracias, lectores y amigos.

3 comentarios:

  1. Pues yo me congratulo de ese paso adelante, de esa permuta que es signo de energía vital y de voluntad de evolución. Y aquí estaré, dejando constancia de mi presencia como lector, con mis pequeñas aportaciones, acertadas o no, pero que son un hito de mi paso por este mundo acuoso.

    ResponderEliminar
  2. Querido Jl, me alegra llegar de mi retiro y encontrarme que vuelves a ser el avis fenix que existía en tí. Todo cambio es bueno, pero siempre que nos facilites la posibilidad de comentarios fácilmente a tus fieles lectores.

    Si no es mucha molestia, necesito tu correo personal para comentarte ciertos aspectos que te podrían interesar. Intenta mandarme mensaje a mi correo y si no lo tienes, me lo haces saber a través de estas líneas.

    Gracias por estar ahí. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Helmanticae Maria, soy yo el que debe agradecerte tus comentarios y tus palabras de ánimo siempre. Espero que hayas tenido unas vacaciones relajantes.

      Por supuesto que acepto todo tipo de sugerencias y más aún si ello os favorece a vosotros.

      Mi correo es gonzalezmurcia(arroba)gmail.com

      Ahí puedes ponerte en contacto conmigo siempre que lo desees.

      Un abrazo fuerte

      Eliminar