miércoles, 28 de noviembre de 2012

Muerte amor vida



De esto que estoy leyendo poemas de Éluard, el poeta francés, y leo algo con lo que me identifico por completo. Veo la esperanza de que las cosas mejoren. Así sin más, se apodera de mí la necesidad de copiar aquí el poema y de realizar una traducción por simple entretenimiento y para que quien me lee lo comprenda.

El poema se titula "La mort l'amour la vie" (La muerte el amor la vida). Solo el título ya ofrece problemas de traducción; no por las palabras que se traducen sin problemas, sí por la incapacidad de reproducir la sonoridad casi perfecta de las palabras 'la mort l'amour'. Para mi fortuna, no debo hacer una traducción perfecta ni me pagarán por ello en este caso. Por esa razón me tomo la libertad, llevado asimismo por la holgazanería, de traducir muy pegado al texto y a la estructura. En cuanto a la puntuación, el poeta la eliminó por completo y, aunque me duele no colocar las comas y puntos oportunos, me contengo y lo dejo como en el original.
En este poema Paul habla de la tristeza provocada por la muerte de su segunda esposa, Nusch, y de esa soledad en que se encontraba; de su estado anímico cercano al suicidio. Cuando perdemos a alguien muy querido e importante los tendones del cuerpo se tensan y, acto seguido, se desintegran y cae el cuerpo en el lecho pesado de la vida. Comienzan las preguntas que no encuentran respuesta lógica y se repite en la cabeza la desesperación de algo que no podemos controlar, de saber que no se volverá a tener a esa persona o del miedo a olvidar; no recordar la voz, la cara, el olor, las caricias, sus gritos, algún tic nervioso, su presencia. Porque al morir alguien muere una parte de nosotros.
Pero no todo es pena ni la vida se paraliza con el fallecimiento del otro. El tiempo sigue tirando del carro de la vida y nos arrastra. El sol sigue dando espadazos de luz y calor. Es de obligado cumplimiento levantarse, enjugarse las lágrimas y romper esos rayos para deshilachar la profunda niebla que se ha cernido a nuestro alrededor. 

De repente, surge el amor. Aparece, en la vida de Éluard, Dominique, una joven de carnes claras, con fuego en la venas, que le da impulso para vivir; ahora tiene razones para continuar. Su peso se aligera y las esperanzas matan la mala hierba con su látigo.
Y con la esperanza hecha persona, Paul se llena las manos de palabras lumínicas, repletas de ganas y con la certeza de que el futuro será mejor, porque el presenta ya es mejor. 

Está enamorado y mira la vida con ilusión. ¿Qué hay de malo en todo aquello? Nada. Se cultivan los campos y el trabajo nutre las bocas de la gente. Y el ciclo de la vida seguirá su recorrido: nacerán nuevos niños, que cambiarán el mundo.

En la actualidad, los campos se riegan con dificultad y hay cosechas perdidas. Las fábricas se mantienen, pero no sostienen a todas las personas. No hay trabajo suficiente y, por consiguiente, no hay bocas nutridas como debería ser. La esperanza se ha convertido en una arma de doble filo, porque la realidad la llena de sombras. La mayoría está sola, porque está desamparada. Destruyen las ilusiones. ¡Han asesinado a los que guían! Solo se oye la palabra crisis y se ven injusticias. El camino se ha disuelto. Pero por fortuna tenemos muchos trabajadores de la obra y construiremos puentes y colmaremos las oquedades del presente y el futuro con esfuerzo. No nos vamos a rendir. Vamos a recuperar lo que se pierde. El mundo nos pertenece. La vida es propiedad de cada uno. Se nos ha olvidado esa premisa y hemos permitido que gobiernen nuestras vidas personas ajenas. 

Sigamos luchando, pues.

Y dicho o dicho, he aquí el poema.




J'ai cru pouvoir briser la profondeur l'immensité   

Creí poder romper la profundidad la inmensidad  

Par mon chagrin tout nu sans contact sans écho                        

Mediante mi pena desnudo sin contacto sin eco  

Je me suis étendu dans ma prison aux portes vierges               

 Me tendí en mi prisión de puertas vírgenes        

Comme un mort raisonnable qui a su mourir                             

Como un muerto razonable que supo morir        

Un mort non couronné sinon de son néant                               

Un muerto no coronado si acaso por la nada      

Je me suis étendu sur les vagues absurde                                

Me extendí sobre las olas absurdas                     

Du poison absorbé par amour de la cendre                               

Del veneno absorbido por el amor de las cenizas

La solitude m'a semblé plus vive que le sang                           

 La soledad me pareció más viva que la sangre  

Je voulais désunir la vie                                                          

Quería desunir la vida                                     

Je voulais partager la mort avec la mort                                    

Quería compartir la muerte con la muerte          

Rendre mon cœur au vide et le vide à la vie                             

Entregar mi corazón al vacío y el vacío a la vida  

Tout effacer qu'il n'y ait rien ni vitre ni buée                             

Borrarlo todo que no haya nada ni cristal ni vaho 

Ni rien devant ni rien derrière rien entier                               

Nada delante ni nada detrás ni nada entero       

J'avais éliminé le glaçon des mains jointes                               

Había eliminado el hielo de las manos juntas      

J'avais éliminé l'hivernale ossature                                          

Había eliminado la invernal osamenta               

Du vœu de vivre qui s'annule.                                                 

Del deseo de vivir que se anula.




Tu es venue le feu s'est alors ranimé                                    

Viniste el fuego se reanimó entonces                 

L'ombre a cédé le froid d'en bas s'est étoile                            

La sombra cedió el frío desde abajo se estrelló  

Et la terre s'est recouverte                                                     

Y la tierra se cubrió de nuevo                           

De ta chair claire et je me suis senti léger                               

De tus carnes claras y me sentí ligero               

Tu es venue la solitude était vaincue                                      

Viniste la soledad era vencida                          

J'avais un guide sur la terre je savais                                     

Había un guía en la tierra lo sabía                     

Me diriger je me savais démesuré                                          

Dirigirme me sabía desmesurado                      

J'avançais je gagnais de l'espace et du temps                        

 Yo avanzaba ganaba espacio y tiempo              

J'allais vers toi j'allais sans fin vers la lumière                          

Iba hacia ti iba infinitamente hacia la luz           

Là vie avait un corps l'espoir tendait sa voile                      

La vida tenía un cuerpo la esperanza tendía su velo   

Le sommeil ruisselait de rêves et la nuit                              

 La somnolencia expedía sueños y la noche         

Promettait à l'aurore des regards confiants                              

Prometía a la aurora miradas confiadas             

Les rayons de tes bras entrouvraient le brouillard                     

 Los rayos de tus brazos entreabrían la niebla    

Ta bouche était mouillée des premières rosées                      

  Tu boca estaba mojada con los primeros rocíos  

Le repos ébloui remplaçait la fatigue                                     

El reposo deslumbrante sustituía a la fatiga   
     
Et j'adorais l'amour comme à mes premiers jours.                    

Y adoraba el amor como a mis primeros días.  


Les champs sont labourés les usines rayonnent                      

El campo es labrado las fábricas resplandecen     

Et le blé fait son nid dans une boule énorme                           

Y el trigo hace su nido en una bola enorme         

La moisson la vendange ont des témoins sans nombre           

La siega la vendimia tienen testigos sin nombre 
  
Rien n'est simple ni singulier                                                 

Nada es simple ni singular
                                 
La mer est dans les yeux du ciel ou de la nuit                         

La mar está en los ojos del cielo o de la noche     

La forêt donne aux arbres la sécurité                                     

El bosque da a los árboles la seguridad               

Et les murs des maisons ont une peau commune                    

Y las paredes de las casas tienen una piel común 

Et les routes toujours se croisent.                                          

Y las carreteras siempre se cruzan.                      

Les hommes sont faits pour s'entendre                                  

Las personas están hechas para entenderse         

Pour se comprendre pour s'aimer                                           

Para comprenderse para amarse                        

Ont des enfants qui deviendront pères des hommes               

Tienen hijos que serán padres de las personas    

Ont des enfants sans feu ni lieu                                           

Tienen hijos sin fuego ni lugar                            

Qui réinventeront les hommes                                               

Que inventarán de nuevo a la gente                   

Et la nature et leur patrie                                                      

Y a la naturaleza y a su patria                           

Celle de tous les hommes                                                      

La de todas las personas                                   

Celle de tous les temps.                                                       

La de todos los tiempos.           

No hay comentarios:

Publicar un comentario