domingo, 19 de mayo de 2019

Eurovisión de dos sentimientos

Eurovisión es ese concurso que jamás comprenderé. Nunca sé quién va a ganar. No entiendo los gustos europeos ni sé por qué siempre quedamos en tan mala posición. Hemos llevado canciones de todo tipo. Nos han representado voces espectaculares y eso tampoco ha valido. ¿Qué ingredientes tenemos que mejorar? ¿Tendremos que salirnos del grupo privilegiado que pasa directamente a la final?
La cuestión es que no comprendo nada en este concurso, pero me gusta verlo cada año y siempre se me eriza el vello cuando actúa España. Siempre me siento feliz al ver la gran diversidad que se muestra en Eurovisión, la libertad, los grandes espectáculos, los efectos visuales y sonoros.
Así que, por más me decepcione siempre cuando termina el reparto de votos, porque obtenemos fatales resultados, no hay año que no vuelva la ilusión y las ganas de verlo de nuevo. Brindemos por más Eurovisiones. Brindemos por la música, porque sin ella no habría humanidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario