domingo, 10 de junio de 2012

Ya no hay nada

Y nos rescataron para luego sumergirnos bajo un mar de podredumbre.

2 comentarios:

  1. Sí, como una espada, la que todas tenemos cada vez más cerca de la garganta. Acabaremos siendo espartanos...

    ResponderEliminar