lunes, 17 de marzo de 2014

Tabaco: campaña publicitaria

Pasear por la red y encontrarse con algo interesante se puede decir que es el pan de cada día para aquel que valora el conocimiento, la demanda, las chispas de ingenio de otros, que son desconocidos pero admirables.

Estaba paseando por facebook y un amigo había compartido un vídeo donde se hace una campaña estupenda. Os lo dejo aquí para que lo veáis.



Tras verlo uno se plantea si no podría ser perfectamente así como funciona todo. Tienen basura, no saben deshacerse de ella y buscan una solución tan práctica y rentable como hacer que los ciudadanos la consuman. Así podría ser siempre todo. Manipulados para bien o para mal. Simples ovejas o, lo que es peor, vertederos humanos.


Esto es simplemente una campaña publicitaria más, inteligente y sugestiva pero nada fuera de lo normal. Ahora bien, me pregunto si detrás de todo este movimiento en contra del consumo de tabaco no tiene otros intereses ocultos. ¿Nos tenemos que creer que los Estados se interesan por la salud pública? ¿Le importa realmente la gente, los ciudadanos pobres, esos que echan a la calle sin más, esos que se quedan sin trabajo y con ello sin alimento, imposibilitados de por sí a salir de ese círculo vicioso que los mantiene presos en la podredumbre? ¿Quieren en realidad ayudar a los fumadores? No me lo creo. Hay intereses. El dinero es el interés. El mayor de los intereses, el fuego abrasador del infierno que nos toca vivir. Es el infierno que no nos tocará al morir, porque morir es ser la nada y la nada no sufre. Dinero maldito. Tanta campaña publicitaria porque es más caro tratar las enfermedades provocadas por el tabaco que el dinero que recaudan. 

No fumo. Como aclaración. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario